Un verano diferente

Todos los que me conocen saben que el verano es sin duda mi estación favorita. Lo relaciono con playa, gazpachos, largas siestas, cervezas, noches claras, el pueblo, tomar el fresco por la noche, cine de verano, tintos de verano, amores de verano…. y un sinfín de placeres  y cosas bonitas más.

Este verano, para bien o para mal, para mí será diferente,…

Inicio una nueva aventura en solitario,… acompañada claro está, por las mujeres de mi casa, mi “pequeña manada” como yo las llamo, donde ejerzo un curioso papel de “hembra alfa”, para que todo funcione.

Vaya, …. pues va a ser que no estoy tan sóla como pensaba 😉

Este verano no tengo vacaciones, empiezo con mucha ilusión y ganas un nuevo trabajo que  va a tener ocupada parte de mi mente y mi malogrado corazón.

Intentaré ocupar parte de mi tiempo libre a correr, actividad que me mantiene cuerda desde hace 4 largos años. También a pasear con Frida,  y a disfrutar de mi ciudad adoptiva, Bilbao, en soledad, o conmigo misma como dicen algun@s.

Conmigo misma, …. hace muchos años que no me encuentro conmigo misma. Llevo años aterrada, pensando que este momento (el de encontrarme conmigo misma) podría llegar algún día, …. y ha llegado.

Sin embargo, me doy cuenta que he iniciado un proceso de sanación. 

Al igual que hace mi perra cuando tiene una herida, las intento curar, con paciencia, cariño, y dedicación,… Abriendo bien los ojos, estando alerta del más mínimo sonido y adaptándome a mi nuevo entorno.

Sé que me adentro en un duro, salvaje y boscoso camino, … pero no tengo miedo, … porque he comenzado a “correr con lobos”.un verano diferente

“Cuando una mujer toma la decisión de abandonar el sufrimiento, la mentira y la sumisión. Cuando una mujer dice desde el fondo de su corazón; ‘Basta, hasta aquí he llegado’. Ni mil ejércitos de ego y ni todas las trampas de la ilusión podrán detenerla en la búsqueda de su propia verdad. Ahí se abren las puertas de su propia Alma y comienza el proceso de sanación. El proceso que la devolverá poco a poco a si misma, a su verdadera vida. 
Y nadie dijo que ese camino sea fácil, pero es ‘el Camino’. Esa decisión en sí, abre una linea directa con su naturaleza salvaje y es ahí donde comienza el verdadero milagro”.

– Clarissa Pinkola-Estés
“Mujeres que Corren con los Lobos”

Espero que paséis un muy bonito verano.

Besos,

Inma.

 

 

 

 

Aliñando como puedo, mis propias aceitunas en salmuera

Ya conté en alguna ocasión que en casa de mis padres siempre se han aliñado aceitunas. Con diferentes aliños, unos me gustaban más que otros, nos proporcionaban disfrutar de ellas durante casi todo el año.

Las aceitunas en salmuera es la forma de aliño más popular en casa y la que más le gusta a mi padre. Se aliñan y se guardan en tinajas de barro.

Con el tiempo iba apareciendo en la parte de arriba una “balsa mohosa” bastante desagradable a la vista, pero apartándola un poco, las aceitunas seguían estando deliciosas.

Reconozco que ahora con la edad estoy empezando a apreciarlas, pero cuando era más joven las detestaba a más no poder.
bote de aceitunas

Para los que no sepáis, ahora vivo en el norte de España, y aquí, no tengo la oportunidad de aliñar las aceitunas como antes. Así que, me las tengo que apañar como puedo y hacerlo a mi manera.

Una forma muy sencilla, que os ayudará también a vosotros a que aliñéis las vuestras.

Ingredientes:

  • Un bote de aceitunas,
  • ajos enteros,
  • trozos de limón,
  • hojas de laurel,
  • sal

Elaboración:

  1. Echamos en un bowl las aceitunas del bote con el líquido que traen (no es más que una salmuera), esto nos ayudará a aliñarlas.
  2. Agregamos todos los ingredientes y sal al gusto.
  3. Volvemos a embotar en diferentes envases y metemos en el frigorífico.
  4. Al cabo de una semana de aliño, ya podemos disfrutarlas.
aceitunas salmuera

Aquí tenéis el resultado. Apetecibles, verdad?

 

Coliflor gratinada con salsa Aurora

Si te gusta tanto como a mí la coliflor gratinada. Esta sin duda, es tu receta.

Gratinar la coliflor con Salsa Aurora va a sorprender a los tuyos, y en especial a los niños.

coliflor gratinada con salsa aurora

Su elaboración es bien sencilla, así que, no tienes más que salir a la calle y hacerte con una coliflor bien bonita.

Ingredientes:

  • Coliflor
  • Leche vegetal
  • aceite
  • mantequilla
  • harina
  • salsa de tomate
  • pimienta
  • nuez moscada
  • sal
  • queso rallado (opcional)

Elaboración:

  1. Cocer los ramilletes de coliflor  5 minutos en abundante agua hirviendo con sal.
  2. Hacer una bechamel, agregando dos cucharadas o más de salsa de tomate (al gusto).
  3. En una fuente de horno ponemos nuestra coliflor ya cocida y le echamos la Salsa Aurora.
  4. Espolvorear queso rallado (opcional) o en su caso una provenzal (pan rallado, perejil y ajo molido).
  5. Gratinar en el horno.

El dilema moral de tener un pájaro enjaulado

Hace unos días vi uno de los famosos dibujos de Paco Catalán. En concreto, esta viñeta sobre un pájaro enjaulado.

He de decir, que soy una ferviente admiradora de sus viñetas. Están llenas de sentimiento, son duras y realistas. Me dejan durante horas dándole vueltas a la cabeza.

pájaro enjaulado

Autor: Paco Catalán

Esta en concreto a mí me crea un gran dilema.

Hace dos años me regalaron un canario macho timbrado. Ya he hablado de él en alguna ocasión aquí.

Es famoso en el vecindario por sus trinos.

Una tarde observé a mi pájaro revoloteando dentro de su jaula colgada en la pared de la cocina, y oí una voz en mi interior que me susurraba:

“Esto está mal.”

“No tengo derecho a tenerlo encerrado.”

“Necesita volar”

En esos momentos podría haberlo soltado y verlo desaparecer en el cielo gris de Bilbao.

Hubiese sido una sensación maravillosa.

Aún siendo consciente de que no iba a sobrevivir, y probablemente moriría de hambre y de frío. Creo que en el fondo lo hubiese hecho más por mí misma que por él.

Aunque lo veo feliz y contento cuando estamos por la cocina y sobre todo cuando me ve entrar por las mañanas temprano. Hay algo dentro de mi interior que me avergüenza.

Me gusta disfrutar de su compañía y de su canto, pero a la vez me come la culpa de tenerlo enjaulado.

Me doy cuenta con todo esto, que somos muchas las personas que amamos a los animales, pero en el fondo nos enfrentamos a  conflictos morales en nuestra relación con ellos.pájaros libres

¿Te ocurre algo parecido?

 

Alcachofas fritas. Un aperitivo diferente

Las alcachofas nunca fallan en casa,…. pero las alcachofas fritas son devoradas nada más ponerlas en el plato.

Crujientes y deliciosas, casi no llegan a la mesa.alcachofas-fritas

 

Su elaboración no puede ser más sencilla.

Así que el secreto está en el corte de la verdura y en la forma de freír, para que queden crujientes.

En mi tierra las llamamos “Alcauciles”, y es así como yo las nombro en casa. No entiendo como hay gente que conozco que no la ha probado jamás, siendo una verdura “tan mediterránea”.

Yo suelo comprar las de Tudela en una frutería de confianza, donde suelo hacer mi compra semanal.

Ingredientes para las alcachofas fritas:

  • alcachofas,
  • harina de garbanzo, (recomiendo esta harina porque el resultado es más crujiente)
  • sal.

Elaboración:

  1. Quitar las hojas gruesas de las alcachofas y cortar la parte de arriba de forma recta.
  2. Limpiar con un cuchillo el tallo y dejar unos centímetros.
  3. Cortar en cuatro trozos la alcachofa.
  4. IMPORTANTE: Retirar los pelillos blancos internos, ya que amargan.
  5. Pasar por harina de garbanzo.
  6. Y freír en abundante aceite caliente.
  7. Añadir sal.

alcachofas fritas 2

 Nota importante: Una buena forma de conservar las alcachofas para que no se oxiden,  es dejándolas en agua con limón mientras preparamos el plato. Pero si lo hacéis con rapidez no es necesario del todo.

Espinacas silvestres con garbanzos

Las espinacas con garbanzos, es un plato muy típico de Andalucía.

Se suelen servir en muchos bares y restaurantes,  y es un plato que suele cocinarse sobre todo en  Semana Santa, al ser vegetariano, por eso de la vigilia.

En nuestra casa, mi madre siempre nos ha cocinado espinacas con garbanzos durante todo el año.

espinacas silvestres con garbanzos

Hoy en día encontramos espinacas muy limpias en bolsas, embotadas, también congeladas, en tiendas y supermercados. Pero cuando yo era pequeña, y hoy en día, en mi pueblo hay  mucha gente que sale a buscar “espinacas silvestres.”

Y eso es lo que hacíamos cuando éramos pequeños,… Mi padre no llevaba los sábados por la tarde, en su destartalado  Renault 6 blanco a la carretera del río, a pasar la tarde buscando espinacas.

Con nuestras botas de agua, era más divertido entrar en charcos de barro y zanjas, que dar con las hojas verdes que íbamos a buscar.

Mi padre nos gritaba de lejos “a grito pelao” con su bozarrón: “No cojáis las que están cerca del regajo.” 

Cuando llegábamos a casa nos esperaba mi madre con el saco y esta es la famosa receta que nos preparaba.

Ingredientes de las espinacas silvestres con garbanzos:

  • espinacas (silvestres, de bote, en bolsas, congeladas,…)
  • garbanzos (ya cocidos)
  • pan
  • ajos
  • pimentón dulce
  • comino
  • sal

Elaboración:

  1.  Este guiso se puede hacer con los garbanzos  que nos queden del puchero, o en todo caso, cocerlos o los que venden ya cocidos, nos sacan de un apuro.
  2.  Por otro lado, lavamos las espinacas para cocer y cortar con un chuchillo.
  3.  En una cazuela amplia se fríe una rebanadita de pan. Cuando está dorada se saca, se maja con sal y una cucharadita de comino y se reserva.
  4.  En el mismo aceite se fríen dos dientes de ajo cortados en láminas.
  5. Cuando empiezan a dorarse se retira del fuego y se echa una cucharada de pimentón dulce, se menea con una cuchara de palo para que se disuelva bien el pimentón y se devuelve al fuego para volcar las espinacas y los garbanzos, dando vueltas y friendo todo bien.
  6.  Se añade medio vaso de agua, se echa el majado que teníamos reservado y se cuece hasta que desaparezca el agua.
  7.  Se suelen presentar con taquitos de pan frito o ajos fritos enteros

 

El abogado de los animales: Antoine F. Goetschel

Antoine Goetschel es un abogado suizo conocido por defender los derechos de los animales en numerosos casos de abuso y maltrato.antoine f. goestchel

Aunque las leyes de protección animal suizas son de las más estrictas del mundo, Antoine F. Goetschel trata de asegurar que son aplicadas correctamente e incluso ha tratado que los animales tengan en Suiza derecho a un abogado que los defienda.

 “Si la persona que ha maltratado al animal tiene derecho a un abogado, ¿por qué no debe tener el animal ese mismo derecho?”, se pregunta Antoine F. Goetschel.

La mayor parte de sus casos son contra el  abuso de animales domésticos, como el caso en el consiguió una gran multa contra una mujer que abandonó a dos gatitos poco después de haberlos comprado.

Muy famoso fue el caso que representó a favor de un lucio que fue capturado por un pescador, alegando la cantidad de tiempo  que el pescador había pasado haciendo sufrir al pez durante su captura. A pesar de no ganar, apeló de nuevo la sentencia.

También ha procesado en nombre de los peces que fueron utilizados en un programa de televisión en el que los concursantes trataban de coger con la mano, con el argumento de que los participantes no trataban a los peces con la dignidad que merecían. [2]

Este singular abogado dedica un tercio de su trabajo legal a los casos de animales y el resto de su tiempo lo dedica a la práctica privada.

Ofrece su experiencia y su conocimiento para la  mejora de la situación jurídica de los animales, en la legislación y en la aplicación de la ley. Estando disponible  para los Gobiernos como consultor y evaluador para analizar la situación jurídica de los animales en la legislación específica de cada país.

¿Se trata de un excéntrico, un visionario, un soñador?

Sin duda alguna, este abogado de lo “casi imposible” goza de toda nuestra simpatía y respeto.

Muchos como él hacen falta por aquí, ¿no pensáis lo mismo?.

Antoine Goetsche es vegetariano y continua trabajando por los derechos fundamentales de los animales.goestchel

https://www.facebook.com/Antoine.F.Goetschel/

http://www.afgoetschel.com/

 

Hasta la vista Marzo, bienvenido Abril

Hasta la vista Marzo,…..

Unos cuantos kilos de cous cous, arañazos gatunos, miedos, insomnio, desilusiones, nubes muy negras, nuevos horizontes, unos días por mi pueblo,  Semana Santa, mucha cerveza, torrijas, habas con poleo, espinacas silvestres, luz, azahar, muchas fresas, juegos al sol, mermeladas, una visita inesperada y dos japoneses “muy flamencos”.

hasta la vista marzo, bienvenido abril

 

marzo 3

marzo 4

Bienvenido Abril !!!!

Puedes encontrar más fotos de Historias Vegetarianas aquí.

Arroz con gurumelos (Amanita ponderosa)

El arroz con gurumelos o Amanita ponderosa es un plato “muy de mi tierra.”

Al ser un hongo que se da en la zona de la sierra de Huelva y el sur de Extremadura, es típico degustar este plato en muchos restaurantes locales.

arroz con gurumelos

El gurumelo está catalogado como un manjar. Aunque a simple vista pueda parecer un champiñón, su escasez hace que se vendan caros en los mercados.

Se pueden comer a la plancha, en revueltos, tortillas, con alubias, en croquetas,…. A mí, siendo vegetariana me da mucho juego.

Aunque a mi abuelo le gustaba salir al campo a buscarlos,… a mi madre siempre le ha dado miedo que comiésemos “gurumelos” cuando éramos pequeños.

Y es que los gurumelos, como muchas setas comestibles, tienen un “doble” venenoso: se trata de la “Amanita Verna”, peligrosa y potencialmente mortal, que crece en la misma zona y a veces coinciden en el tiempo.

Ahora que soy mayor, le digo:

 “Mejor morir por comer un buen plato de gurumelos, que por otra cosa, no?” 

Así que, cuando voy por la sierra de Huelva, siempre pido un plato de arroz con gurumelos o unas ricas croquetas.

Ingredientes para el Arroz con Gurumelos:

  • Arroz,
  • gurumelos,
  • ajos,
  • tomate,
  • pimiento,
  • vino blanco,
  • pimienta,
  • y sal.

Elaboración:

  1. Se fríen en la cazuela un par de dientes de ajos, pimiento a tiras y un tomate troceado sin piel, ni pepitas.
  2. Cuando el sofrito este hecho, se agregan los gurumelos, bien limpios y troceados.
  3. Añadir el arroz y dar unas vueltas.
  4. Se echa medio vaso de vino blanco y dejamos que evapore un poco.
  5. Cubrimos de agua, de forma que obtengamos un arroz caldoso con salsa para mojar.

arroz con gurumelos 2

¿Los niños que maltratan animales se convertirán de mayores en personas violentas?

¿El maltrato animal es algo innato o adquirido?

¿Venimos al mundo con ese instinto cruel por cazar, molestar o torturar a los animales? ¿O por el contrario lo vamos adquiriendo por el camino?historias vegetarianas

En nuestra más tierna infancia, nuestros mejores compañeros de juegos suelen ser: tiernos ositos, conejos, y ratoncitos de peluches. Nos enternecemos al ver a nuestros hijos acariciarlos o dormir acurrucados con ellos.

Podría ser, que en niños bondadosos por naturaleza, muchas veces el odio a los animales les es inculcado por una cultura que fomenta actividades como la caza, ir a los toros o el no ver que todo animal merece vivir y hacerlo de una manera digna.

¿Qué hay de diferente entre el placer que obtiene un cazador al cazar un ciervo y el que consigue un niño travieso al apedrear a un perro o a un gato?

Si estás leyendo esto, es seguro que te veas indentificad@ de alguna forma. Porque muchos de nosotros, de niños hemos hecho rabiar o molestado en alguna ocasión a un animal.

Yo también me declaro culpable.

Siendo una niña, me gustaba cazar lagartijas y meterlas en botes de cristal, o tirar piedras a las salamanquesas durante el verano.

Mi hermano y yo, hacíamos rabiar a nuestra gata en más de una ocasión, sin respetar sus horas de sueño o de comida. Siempre andábamos llenos de arañazos y mordiscos. De alguna forma, nuestra querida amiga nos hacía pagar nuestros inoportunos juegos.

Hoy en día nos consideramos personas compasivas y amantes de los animales, incapaces de permitir a nuestros hijos actuar de la misma manera.maltrato animal historias vegetarianas

¿Los niños que maltratan animales se convertirán de mayores en personas violentas?

Podemos pensar, que la crueldad de los niños hacia los animales y la posterior violencia podrían estar relacionadas.

Lo más inesperado de todo esto es que los autores de la mayor parte de esta injustificada crueldad con los animales, son niños normales, que de mayores son buenos ciudadanos.

Pero torturar hasta la muerte a un animal no es una causa de violencia, sino un signo de niños o personas con problemas muy serios, muchos de los cuales se convertirán en “verdaderos psicópatas” de mayores. Ya que una persona que abusa de un animal no siente ningún tipo de empatía hacia otros seres vivos y tiene mayor riesgo de generar violencia hacia otras personas.

A pesar de la terrible brutalidad en los actos de crueldad contra los animales nunca aparecen en las primeras páginas de ningún periódico o televisión, ni parecen escandalizar demasiado a la población.

Desconozco el castigo o tipo de reinserción que puede llegar a tener un crío que crucifica a un gato o que mete a su hámster en el microondas.

Pero lo que sí me queda muy claro es lo siguiente:

Una de las peores cosas y más peligrosas que le puede pasar a un niño, es que mate o torture a un animal y salga impune de ello.

respeto animal historias vegetarianas

Foto de la autora

“El amor por todas las criaturas vivientes es el más noble atributo del hombre.”

Charles Darwin